Planos del antiguo proyecto de vía ferroviaria línea Puertollano – Córdoba

El documento que Portus Planus trae este mes son dos planos de la primera mitad del S. XX del proyecto de vía ferroviaria que iba a unir Puertollano y Córdoba.

            Esta concesión ferroviaria data de 1880, cuando es concedida a la compañía de Ferrocarril de Ciudad Real a Badajoz (CRB), y tenía dos objetivos principales: el primero era el abrir una segunda entrada hacia Andalucía evitando Despeñaperros, pasando por el Valle de los Pedroches y la segunda era dar salida a los carbones de Puertollano hacia el Sur.

El primer estudio para la construcción de este trayecto ferroviario fue de José Canalejas y Casas.

            Por problemas económicos la Compañía (CRB) no pudo acometer la obra, debido al coste de la misma, sobre todo en la zona que debía atravesar Sierra Morena, en la que era necesario horadar varios túneles. Además, ese mismo año de 1880, la CRB sería anexionada por la compañía ferroviaria Madrid Zaragoza Alicante (MZA) y el proyecto no llegaría a materializarse, quedando en el olvido.

            En 1912 se retoma el interés por el ferrocarril de Puertollano a Córdoba incluyéndolo como de interés general y estratégico, por ser directo y enlazar con un importante nudo ferroviario en Córdoba.

            En 1913 el ingeniero D. José Carbonell con una brigada a sus órdenes siguió el mismo trazado que hacía dos décadas y pico, había seguido D. José Canalejas y Casas. Los estudios del Sr. Carbonell fueron verificados e informados favorablemente en 1914 sin introducir variación alguna, por los ingenieros del Estado, siendo declarada urgente su construcción, por el Consejo Superior Ferroviario. Pero, finalmente, el proyecto Carbonell no se llevó a cabo

            Sin embargo, no fue hasta finales de 1926, cuando dos equipos de ingenieros, iniciaron los trabajos de replanteo del proyecto del Sr. Carbonell, uno desde Córdoba y otro desde Puertollano. Previamente hubo un llamamiento del Gobierno a los pueblos afectados por este trazado, para que colaborasen y facilitasen la construcción de esta vía.

           

            Repentinamente, se paralizaron los trabajos y se encargó el estudio de otro trazado que enlazaría Puertollano con Córdoba a través de Marmolejo. Así en 1926 con el Plan de Guadalhorce, se modifica el trazado con un coste de 66 millones de pesetas.

            El Plan Guadalhorce fue refrendado por el gobierno de Primo de Rivera el 5 de marzo 1926, pero el proyecto no fue aprobado hasta el 26 de abril de 1928. Meses más tarde, el 8 de junio, el gobierno autorizó al Ministerio de Fomento la contratación de las obras del ferrocarril de Puertollano a Marmolejo, población donde finalmente empalmaría con la línea de Madrid a Sevilla.

            Esta modificación no fue bien recibida por las poblaciones por donde discurría el primitivo trazado, pues el nuevo trazado dejaba a muchas de estas localidades sin el acceso a la línea ferroviaria.

            Las obras se iniciaron  en julio de 1929, en Puertollano, con la explanación y el túnel nº 1 en “La Alameda” junto a Villanueva de San Carlos, sufriendo una gran lentitud en su desarrollo.

            Con la llegada de la Guerra Civil española, se paralizaron las obras, reiniciándose después a ritmo muy lento y, tras varios informes, se paralizan definitivamente en 1965.

            Con respecto a las obras realizadas, en el primer tramo de 30 kilómetros de Puertollano a Mestanza, quedaron prácticamente concluidas las explanaciones de la vía y la de las estaciones de El Villar y Villanueva de San Carlos. Los puentes y viaductos que debían cruzar el río Ojailén no se llegaron a tender, aunque sí las bases de estos puentes. También fueron construidos varios túneles, aunque, alguno de ellos no en su integridad, siendo en la actualidad reservas de murciélagos.

            En los últimos 20 kilómetros, desde Marmolejo, también se hicieron obras de explanación, algunos túneles y se tendieron las bases del puente sobre le Guadalquivir.

            No se llegó a construir ninguna edificación ni de las estaciones, ni tampoco a tender balastro, traviesas o carril. Tampoco se finalizaron los puentes o viaductos de la línea, aunque en algunos casos sí se llegaron a montar algunas estructuras de sus bases.

            La Asociación Cultural Portus Planus quiere recuperar esta vía verde desde Puertollano hasta el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Morena, como corredor verde que potencie el turismo en nuestra comarca.

            Gran parte de la vía está en buen estado y es de propiedad pública. Además, la asociación ha recogido firmas para su recuperación, que serán entregadas próximamente al Ayuntamiento de Puertollano y varios concejales han visitado con nosotros parte del trayecto. Actualmente, estamos a la espera de que nuestro consistorio nos de una respuesta.

Autor del artículo: Raúl Daimiel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *